miércoles, 9 de mayo de 2012

UNA ÉPOCA DIFÍCIL

Para  entender  a  Quevedo  debemos  conocer  la  época  en la que   le  tocó   vivir.
Podemos  situar  a Quevedo en el  Barroco, época derivada  de la evolución del  Renacimiento.
en el  siglo  XVII no  hay  un  estilo definido sino que  las  manifestaciones artísticas y  literarias tienden a lo  complicado y  confuso.
Durante  el reinado de Felipe II conservó  el legado  que  su padre le había dejado, pero  con el desastre de la invencible  España  dejó de ser  tan  sólida y  Francia  pasó  a  ser  uno  de los  reinos más   fuertes.
en los  siguientes  años  España   se  fue  hundiendo ya   que  los  reyes  que  ocupaban  el  trono  dejaron los  negocios del Estado  en  manos  de  gente  que  lo que  más  le interesaba  era su  propia  bien  y  no  se encargaban  de  sus  responsabilidades. Lo  que  dejó  a España sin  rumbo  fijo.

El lijo estaba  en las  cortes  mientras  la  clase media  y  baja se  cargaban de  impuestos  para  intentar  sacar  a  flote  la  economía  desastrosa  que tenía  el  país. Esto  desembocó en  graves  problemas políticos  ya   que  comenzaron las  independencias, sublevaciones, rebeliones,...
Las  artes y  la  literatura  tomó  un camino  muy  diferente  al de la época  anterior, ya que  en el Barroco se  apoyaron en  las  contradicciones, a veces en el realismo  y otras  en  caminos puramente formales.Por ejemplo:
  • Religioso: las  canonizaciones de santos  españoles dan  lugar  a  fiestas mientras  los  escritores  más religiosos disminuyen  y  en  contradición aparecen  obras teatrales y  comedias de santos  con   más frecuencia.
  • Desengaño: ni la alegría renacentista ni el desprecio hacia el nuevo mundo son válidos en esta época.
  • Exageración: derivada del desengaño aparece la tendencia a la desmesura ( bullicio  popular  en  la fiestas, exaltación del  honor y  defensa de este  por  cualquier cosa, fiestas cortesanas...)
 
De este  modo  podemos afirmar que  el Barroco  es una época en la que no hay reglas, ni  leyes ni  modelos y  en la que las  motivaciones  son estrictamente personales  y  subjetivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada